INTELECTO TRIDIMENSIONAL

El conocimiento aplicado a toda la periferia de oportunidades, creadas y que se han presentado, ha resultado en un negocio tridimensional: El desarrollo, la administración y la innovación. Estas son alimentadas por iniciativas y fortalezas individuales que nutren el intelecto colectivo de la empresa. Un intelecto tridimensional entiende que, por más aprendizaje acumulado y dominado, siempre habrá más que conocer y aprovechar, una cuarta dimensión.