CUERPO PULIDO

El profesionalismo no sólo se practica… se nota. Sobrios sin sacrificar expresividad, y elegantes sin ser extravagantes. El cuerpo pulido se refiere a lo sustancioso que logra decir mucho con poco: Se siente sólido y serio, pero moderno y accesible. Una imagen para una magna trayectoria de trabajo intachable y una cultura corporativa admirable, tiene que ser digna y capaz de ser representada con clase.